Yuri Buenaventura le colocó un punto alto a la Feria de Cali.

Tres trompetas, tres trombones y una nómina de quince músicos realmente hacen que una orquesta de salsa suene diferente, contundente; pero si además mezclamos la sutileza de una marimba y el sonido de ‘big band’ que siempre está latente en sus presentaciones, tenemos que hablar indiscutiblemente del sello original de Yuri Buenaventura, quien deleitó al público del Salsódromo con una presentación inédita llena de sabor regional.

Yuri sorprendió con temas nuevos, uno de ellos que hace homenaje al cortero de caña y otro que aborda un tema sensible como el secuestro y la fuerza del amor para sanar las heridas de este flagelo, definitivamente demostrando la inclinación social que tienen sus narraciones musicales.

“En esta ocasión quisimos integrar la cultura del pacífico a nuestro sonido, precisamente por estar en Cali, para celebrar la unión de los pueblos”, indicó el salsero.

“Al buen entendedor, pocas palabra. Toca con Tapabocas”

Uno de los momentos cumbre de la presentación fue la integración de la orquesta con una puesta en escena, protagonizada por los bailarines de Swing Latino, que interpretaron con lujo de detalles la historia de ‘Están quemando la caña’, un homenaje social a los corteros de la región.

El músico oriundo del primer puerto colombiano sobre el pacífico destacó la iniciativa de la Feria de Cali virtual y el nuevo formato del Salsódromo, adaptado a esta nueva realidad.

“Llevamos nueve meses de encierro y me parece que necesitamos celebrar esta navidad y celebrar esta Feria de Cali; lo necesitamos, ha sido un año muy difícil pero la salsa vive y eso hace de Cali una ciudad única en el mundo”.

Yuri Buenaventura finalizó afirmando que Cali tiene un sello único que es el baile y eso nos identifica en el mundo entero. “Ese sello brilla como debe brillar la navidad y el amor”, puntualizó.

Comunicaciones: Alcaldía de Cali

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.